• Decrease font size
  • Reset font size to default
  • Increase font size
English Bulgarian Chinese (Simplified) Dutch French German Italian Polish Portuguese Romanian Russian Spanish Latvian Lithuanian Ukrainian Galician


Erasmus Mundus
Noelia y Rocío a Kuopio PDF Imprimeix Correu electrònic
Escrit per Noelia i Rocío   
dimecres, 23 de març de 2011 10:27

¡Hola a todos! Ya estamos en Kuopio, en Finlandia, llegamos el sábado por la tarde, los vuelos fueron bien aunque acabamos muy cansadas, teníamos ganas de llegar al piso y ponernos cómodas y dormir, pero... ¿que pasó? SORPRESA!! un gato nos dio la bienvenida, era dela tercera inquilina que tan ansiosas estábamos por conocer.El piso tenia un aroma peculiar, felino, embriagador, inolvidabley aparte, el piso estaba... más que sucio, bueno, pensamos las habitaciones estarían limpias, pero una vez más nos equivocábamos, montones y montones de ropa, alguna bolsa olvidada por bajar al contenedor, y polvo a tutti plen. ¡Ni de coña nos quedamos aquí! Pero nuestra coordinadora dijo: ahora llamaré a ver qué puedo hacer, ¡y entonces apareció un hombre con colchón, edredones, sábanas y productos de limpieza! ¡Venga!, después de todo el día volando nos pusimos manos a la obra y ¿cuál fue nuestra sorpresa? Que fregaban el suelo a la antigua, arrodillados, con un trapo mojaban y con otro secaban... ALUCINANTE, tan avanzados en la educación, pero en cuanto a productos de limpieza andan escasos. No nos lo explicábamos pero al día siguiente lo pudimos entender, en el super había fregonas y cuando miramos el precio para coger una ¡TACHÁN! 19 EURACOS POR UNA FREGONA Y SU PALO, el cubo aparte, vamos que te salía por un ojode la cara, así que nos volvimos a casa sin la fregona, pero siempre quedará la esperanza de que quien venga a hacer una visita nos traiga una. Por el momento fregaremos a la antigua.

El domingo fue día libre, dormimos, y, al despertar, hacía un diagenial, el cielo despejado y con un sol radiante.Conocimos a la inquilina número 3, una chica rusa y algo extraña, no habla, no limpia, no está en casa...le comentamosque no queremos tener al gato aquí en el piso,porque compartimos baño él y nosotras, y parte de la cocina también.

Nos fuimos al super y a dar una vuelta por el barrio, nieve y más nieve, árboles y lagos a un lado y a otro, por lo menos algo bonito para la vista, al volver nos fijamos en los buzones y vimos un nombre español así que fuimos a la búsqueda, y lo encontramos, un chico de Burjassot, pudimos hablar con él y nos explicó un poco cómo estaba el tema del transporte, fiestas, teléfonos...

El lunes quedamos con la coordinadora, nos enseñó videos de la ciudad y nos explicó un poco la historia del país en general. Fuimos a visitar el centro de la ciudad con un frío que pelaba.

El martes nos enseñó el centro de formación profesional y menuda diferencia, el aula donde imparten las clases de infantil tenia todos sus complementos, muñecos a tamaño real, con cunas, pesos, ropa y utensilios médicos. Y no hablaremos del resto de aulas, pero podéis haceros una idea.

De momento, estamos a la espera de saber qué va a pasar entre nosotras y el gato, si se va a ir él del piso o nos iremos nosotras que será lo más probable ya que nos hemos enterado que dos plantas más arriba hay un piso vacío al que nos podremos cambiar; por lo demás todo muy bien, no hay de qué preocuparse, el miércoles empezaremos las prácticas en las escoletas, ¡qué nervios! así que nada, esto es todo amigos!!

Besos desde Kuopio.

Noelia y Rocío.